Lo que debes saber antes de perder la virginidad

8 cosas que debes saber antes de perder la virginidad

¿Estás pensando en dar el gran paso y acostarte por primera vez con alguien? Es una decisión importante para la que tienes que estar preparado y, sobre todo, sentirte cómodo con esa persona con la que compartirás esta experiencia. Si, además, los dos sois vírgenes es importante que sepáis algunas cosas que son de interés para desmitificar el sexo y conseguir, realmente, disfrutar de este momento de forma conjunta.

Perder la virginidad no tiene por qué implicar sangrado

Una de las cosas que debes saber antes de perder la virginidad, sobre todo, si eres mujer es que tener relaciones por primera vez no tiene por qué implicar que sangres. De hecho, muchas mujeres no experimentan sangrado y eso no significa que no lo hayan hecho bien o que el himen no se haya roto.

Es importante que sepas que el himen es una parte del cuerpo femenino muy sensible y que puede que ya lo tengas roto ya que se puede romper fácilmente haciendo deporte, yendo en bicicleta, etcétera. Por este motivo es esencial diferenciar el hecho de sangrar con el de perder la virginidad ya que no está relacionado al 100%.

Además, ten en cuenta que el sangrado (si es que aparece) suele ser muy ligero, poco abundante. Si se realiza bien el acto sexual, con cuidado y sin ser demasiado brutos, conseguirás disfrutar de la experiencia y que tu cuerpo no sufra con ella. Si el sangrado es abundante y persistente, te recomendamos que visites a un ginecólogo.

La primera vez no duele si lo haces bien

Otro aspecto importante a tener en cuenta si eres virgen es que tener relaciones sexuales por primera vez no tiene por qué doler. Pero también queremos dejar algo claro: alguna molestia sí que puedes sentir, sobre todo si eres mujer ya que la cavidad vaginal no está acostumbrada a la penetración y, por tanto, es probable que sientas una sensación diferente que puede resultar algo molesta al principio.

Nuestro consejo es que te relajes, que intentes disfrutar al máximo del momento y, así, tu zona vaginal estará relajada y la penetración será más fácil. Además, es esencial que para que el acto no duela, vayáis despacio, dediquéis tiempo a la excitación física y, así, tu cuerpo se preparará naturalmente para este momento. No tengas prisas, estate tranquila y conseguirás disfrutar muchísimo.

El orgasmo no tiene que ser tu objetivo en la primera vez

Otra de las cosas que debes saber antes de perder la virginidad es que es probable que no experimentes el clímax, es decir, que no llegues al orgasmo. El motivo es evidente: los nervios, la inexperiencia y las nuevas sensaciones harán que, difícilmente, puedas relajarte al máximo como para conseguir llegar al orgasmo.

Pero no pasa nada: en los próximos encuentros sexuales que tengas conseguirás irte relajando y, poco a poco, podrás dejarte llevar y, así, llegar al clímax. Es importante que pienses que el objetivo de una relación sexual no es el orgasmo en sí sino compartir ese momento tan especial con esa otra persona, crear una conexión más especial y conseguir una intimidad más intensa.

El orgasmo es algo que ya llegará, simplemente, ahora no tienes que centrar toda tu atención en él porque te puede llegar a frustrar. Ve el sexo como lo que es: un intercambio de amor y pasión con otra persona importante para ti.

No idealices la primera vez: difícilmente saldrá bien

Y ahora vamos a pedirte que realices algo que puede resultarte difícil: borra de tu mente el sexo que has visto en las películas. Esas relaciones sexuales no son inventadas, existen en la realidad, pero NUNCA las experimentarás en tu primera vez. Es importante que esto te quede claro pues la idealización del momento puede hacerte tener una sensación negativa y decepcionada del sexo.

Así que te pedimos que entiendas que perder la virginidad es un momento especial en la vida de una persona y, por eso, lo más normal es que se pasen nervios, no se sepa exactamente qué tocar ni cómo hacerlo y se cometan errores o torpezas que son normales y corrientes en personas inexpertas.

Es por este motivo que tienes que saber que el sexo de las películas no es el que vivirás tu primera vez pero, con el tiempo, puedes vivirlo ¡y hacerlo mejor! Tiempo al tiempo…

Tu primera vez hazlo con alguien de confianza

Otro consejo que queremos darte para que tu primera vez sea bonita y especial es que no lo hagas con cualquiera, intenta hacerlo con una persona con la que te sientas cómodo y tranquilo. Piensa que, como ya hemos dicho, perder la virginidad resultará un momento repleto de situaciones nuevas para nosotros y sensaciones totalmente diferentes, por tanto, es mucho mejor estar al lado de una persona con la que confíes y sepas que te respete para, así, poder parar si quieres descansar un poco o poder comunicarte abiertamente sin tapujos.

Es importante que en este momento puedas contar con alguien con el que sientas algún tipo de vínculo, ya sea pareja o amigo, para que puedas compartir tus pensamientos y sensaciones sin tener que ocultar nada de nada. Además, es una experiencia muy bonita y que recordarás durante toda tu vida así que elige a tu compañero de cama para disfrutar al máximo.

La tranquilidad y la seguridad es esencial para una primera vez

Otra de las cosas que debes saber antes de perder la virginidad es que para que la experiencia sea satisfactoria es necesario que estéis tranquilos y relajados pues, de lo contrario, viviréis un momento un tanto incómodo, torpe y con el que no os sentiréis a gusto. Es por este motivo que te recomendamos que busques un lugar tranquilo en el que podáis hacer el amor sin interrupciones y sin un tiempo límite; tener tiempo para conectar, para acariciaros y para intimar es básico, sobre todo en la primera vez.

Además de esto, desde unCOMO queremos recordar que es imprescindible usar preservativo en tu primera vez pues hay riesgo de embarazo así como de contagiarte con ETS (enfermedades de transmisión sexual). Poneos protección y conseguiréis estar 100% tranquilos y preparados para este momento.

Conoce tu cuerpo y disfrutarás más de la experiencia

También es importante que, antes de decidirte a dar este gran paso, conozcas tu cuerpo y tu sexualidad. Masturbarse y acariciarse a uno mismo es esencial para conocer qué es lo que te gusta y, además, conseguirás explorar tu cuerpo y conocer todos los puntos de tu anatomía genital.

Por tanto, no te prives de la autoexploración y mastúrbate, mira tus genitales en el espejo y conoce cómo es tu cuerpo. Este es un paso básico para poder prepararte para un encuentro sexual y saber cómo eres y qué te gusta.

La penetración no es lo más importante en el sexo

Y, por último, otra de las 8 cosas que debes saber antes de perder la virginidad es que la penetración no es la protagonista de la velada. Ni ahora ni nunca. El sexo se disfruta con todo el cuerpo y con múltiples formas de estimulación: besos, caricias, susurros, sexo oral, masturbación y, sí, también penetración. Pero tenemos que dejar de pensar que lo único importante en la cama es penetrar porque NO es así, ni por asomo.

De hecho, la gran mayoría de las personas no necesitarían penetración para tener un orgasmo, con los preliminares pueden llegar fácilmente al clímax. La penetración es otra forma de tener sexo pero no es la única así que, si no te sientes preparado para ello, prueba con todo lo demás y pásalo en grande explorando y jugando con vuestros cuerpos.

 


Contenido Relacionado:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recomendado:

Categoria: Curiosidades, Sabias Que

0 thoughts on “Lo que debes saber antes de perder la virginidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *