Los mitos del consumo excesivo de alcohol en Año Nuevo

0

Durante las fiestas de fin de año suele aumentar el consumo de alcohol. En nuestro país, el consumo y venta de estas bebidas aumenta en 15%, por lo que Diageo, líder en bebidas espirituosas como Jhonnie Walker y Tanqueray, señala que es importante promover el consumo responsable en esta temporada. “Un consumo excesivo de bebidas alcohólicas incrementa la exposición a diversos riesgos que pueden aumentar según la cantidad de alcohol ingerida. Por ello, resulta necesario prevenir el consumo excesivo”, explicó Eduardo Méndez, embajador de Consumo Responsable de Diageo, quién a continuación nos cuenta algunos mitos y verdades del consumo excesivo de alcohol, con el fin de informar y prevenir a la población.

Tomar un vaso de cerveza no impide que pueda manejar
Mito: Una persona que va a conducir no debe consumir alcohol, porque desde el primer trago ya está siendo afectado, por ende, no debe, ni puede manejar. Esta acción podría ser altamente peligrosa.

Durante el embarazo y la lactancia no se debe consumir alcohol
Verdad: Durante la etapa de gestación y la lactancia el consumo de alcohol puede causar el Síndrome de Alcoholismo Fetal, una enfermedad que se produce al creer que tomar una copa durante el embarazo no causa ningún daño al bebé. Sin embargo, los daños que puede causar van desde una malformación física, problemas de aprendizaje, problemas de conducta, hasta retraso mental.

Si se come mucha comida alta en grasas ¿Se puede beber más?
Mito: El consumo de alimentos altos en grasas, solo ralentiza la rapidez de absorción de alcohol en tu cuerpo, haciendo que sus efectos sean más intensos y prolongados. Además, a diferencia de lo que se cree, se recomienda consumir alimentos bajos en sal y grasa antes, durante y después del consumo del alcohol.

Dormir más horas no hace que me recupere de la ingesta de alcohol
Verdad: Se necesita aproximadamente una hora y media para que tu organismo elimine una unidad de alcohol, por lo tanto, el alcohol puede continuar en tu organismo cuando despiertes.

Si se mezcla alcohol con una bebida energética, se puede seguir bebiendo
Mito: El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, mientras que las bebidas energéticas son un fuerte estimulador, debido a su alta concentración de cafeína. Las bebidas energéticas pueden hacerte sentir más despierto, pero no cambia los efectos del alcohol en tu organismo. Además, el consumo de estas dos bebidas juntas, son una bomba de tiempo que puede derivar en daños irreversibles o incluso, la muerte.

Leave A Reply