Cómo fortalecer los pulmones

0

La neumonía es una afección respiratoria que puede dejar los pulmones dañados o débiles de por vida. Es por ello que si se padece o se ha padecido esta enfermedad, lo mejor es tratar de fortalecer de nuevo los pulmones lo antes posible. La neumonía se produce cuando uno o ambos pulmones se inflaman a causa de una infección vírica, bacteriana o fúngica.

Cuál es el tiempo de recuperación de una neumonía

Por lo general, el tiempo de recuperación de una neumonía va de 2 semanas hasta 2 meses, dependiendo de la gravedad y del tipo de infección, además de lo fuerte o débil que sea el sistema inmunitario de la persona que la padece.

La neumonía puede tardar tanto en sanarse precisamente porque no es una enfermedad como las otras. Debido a la infección microbiótica, los pulmones se llenan de líquido y de pus, lo que produce la inflamación pulmonar. Esto es sumamente peligroso en mayores de 65 y menores de 2 años, los cuales pueden llegar incluso a morir si no se trata bien la enfermedad.

Alimentos para fortalecer los pulmones

Cuando se tiene neumonía, sobre todo una leve (llamada también “neumonía errante”), se suele tratar con antibióticos. No obstante, una vez pasada, es recomendable, además de fortalecer los pulmones, limpiar pulmones y bronquios. La mejor forma de hacerlo es a través de la alimentación.

  • Agua: el agua es un excelente limpiador, ya que ayuda a expulsar la mucosidad anclada en los pulmones, nariz y boca, por lo tanto, tus pulmones estarán mucho más sanos y limpios. Cuenta que, pese a tratarte con antibióticos, siempre puede quedar algún pequeño rastro. Si eres adulto, trata de beber 8 vasos de agua al día, es decir, unos 2 litros.
  • Jengibre: este altamente antiinflamatorio y desintoxicante. Además, el jengibre promueve la eliminación de los agentes contaminantes de los pulmones, lo que es muy bueno también para el asma.
  • Col o repollo: estas verduras tienen grandes propiedades desintoxicantes. Además, contienen antioxidantes esenciales que reducen la oxidación celular, lo cual ayuda también a combatir el cáncer.
  • Ajo: el ajo es un gran alimento anticancerígeno, pero además ayuda a eliminar las toxinas de nuestro organismo.
  • Arándanos: los arándanos son unos potentes antiinflamatorios naturales, lo cual es perfecto para ayudar a eliminar todo resquicio de la neumonía.
  • Semillas de lino o linaza: un estudio demostró que las semillas de lino son capaces de reparar los daños de los pulmones, además de protegerlos de las radiaciones.

Además de estos alimentos mencionados, son muy importantes también las frutas y verduras en general, ya que contienen grandes cantidades de vitaminas necesarias para fortalecer, no solo nuestros pulmones, sino también nuestro sistema inmunitario en general.

Vitaminas para los pulmones y bronquios

A continuación, te mostramos un listado con las vitaminas más necesarias para regenerar y reparar los pulmones y bronquios tras una neumonía:

  • Vitamina A: la vitamina A es capaz de reparar las mucosas y tejidos de los pulmones, así como de otras partes del cuerpo. Además, ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, lo que mejora la protección frente a posibles infecciones y enfermedades.
  • Vitamina B: existen 8 variantes de la vitamina B. Concretamente la vitamina B6 es capaz de ayudar al sistema inmunitario a producir anticuerpos, así como formar glóbulos rojos y mantener la función neurológica a niveles normales. La carencia de esta vitamina puede ocasionar muchas enfermedades a la corta y a la larga.
  • Vitamina C: esta vitamina, muy presente en frutas como pomelos, mandarinas, naranjas y limones, tiene grandes propiedades antiinflamatorias, además de ayudar a eliminar los radicales libres y otras toxinas.
  • Vitamina E: la vitamina E es rica en propiedades antioxidantes, lo que ayuda a nuestro sistema inmunitario a mantenerse fuerte frente a infecciones.

Tengamos en cuenta lo importante que es, no solo trabajar los pulmones, sino también nuestro sistema inmunitario, porque es él quien se queda también debilitado tras una severa o leve pulmonía. De ahí la importancia de tomar alimentos y vitaminas que nos solo reparen los tejidos de los pulmones, sino que también favorezcan la reparación y fortaleza de nuestras defensas.

Alimentos malos para los pulmones

Al igual que hay alimentos que fortalecen los pulmones, también hay otros que pueden dañarlos tras una neumonía. A continuación, veremos cuáles son:

  • Sal: la sal es uno de los alimentos que pueden causar retención de líquidos, lo que podría producir, además de inflamación pulmonar, ataques de asma debido a estrechamientos en las vías respiratorias. Por lo tanto, si acabas de parecer una neumonía, te aconsejamos que reduzcas temporalmente tu consumo de sal, eso sí, siempre habiéndolo consultado previamente con tu médico o especialista.
  • Semillas de lino: estas contienen omega 3 y magnesio. Mientras que el omega 3 es positivo para los problemas pulmonares, el magnesio relaja la zona de los bronquios y las vías respiratorias, lo que ocasionaría que nuestros pulmones se debilitasen aún más.

Malos hábitos

Por supuesto, los malos hábitos y otros productos también son altamente perjudiciales para los pulmones, como los siguientes:

  • El consumo del alcohol.
  • El taquismo.
  • La contaminación urbana.
  • El polvo.
  • El humo de la leña.

Lo ideal sería evitar en la medida de lo posible todos estos productos problemáticos para nuestros delicados pulmones.

Cuándo retomar la actividad física después de neumonía

Si eres o eras una persona deportista, no te preocupes, en cuanto te recuperes de tu neumonía, puedes retomar la actividad física, eso sí, no con la misma intensidad.

Lo ideal es que lo hagas de forma moderada y progresiva. Si antes, por ejemplo, corrías durante una hora, ahora no pases de 15 o 20 minutos y con trote suave. Si, por otro lado, ves que te cuesta respirar, durante unos días, antes de empezar a correr, camina unos 30 minutos.

Poco a poco, tú mismo podrás notar que puedes ir aumentando el ritmo. Cuando sientas que estás en un 80-90% recuperado a nivel físico, puedes volver a ejercitarte como antes. Ahora que ya sabes cómo fortalecer los pulmones después de una neumonía.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.