¿Piensas en otra persona al hacer el amor?

0

¿Te ha pasado alguna vez que has estado haciendo el amor con tu pareja y de repente, te has imaginado que es otra persona? Si la respuesta es afirmativa y te sientes un poco mal por haber tenido esta clase de pensamientos, desde aquí te aclaramos que lo que te ha sucedido es algo totalmente normal y que se conoce por el nombre de alorgasmia.

La alorgasmia está definida como una fantasía sexual que se da cuando una persona está manteniendo relaciones sexuales con su pareja y se siente más excitada al imaginarse que está teniendo sexo con una tercera persona.

Qué es la alorgasmia

Muchas veces confundimos el significado de este término con la anorgasmia, que resulta ser un trastorno sexual en el que las mujeres son incapaces de alcanzar el clímax o el orgasmo. Pero la alorgasmia no tiene nada que ver una enfermedad, sino que se refiere a una fantasía sexual donde una persona está teniendo sexo con alguien pero piensa que está haciendo el amor con un tercer sujeto.

Esta “otra persona” puede ser desde alguien imaginario o inalcanzable como puede ser un artista, una celebridad o un deportista famoso, hasta una persona normal que vemos todos los días como un vecino, un compañero de trabajo incluso una ex pareja o alguien que nos hemos cruzado por la calle.

Aunque se pueda pensar que este tipo de pensamientos no son muy normales, la alorgasmia es una de las fantasías sexuales más comunes tanto en personas solteras como en las que están en una relación de pareja. De hecho, el objetivo de la alorgasmia es el mismo que el de otra fantasía sexual: incrementar el placer en las relaciones sexuales.

Por qué al hacer el amor pienso en otra persona

“¿Es malo que al hacer el amor piense en otra mujer o en otro hombre?” Esta es una pregunta que se da con bastante frecuencia en aquellas personas que han fantaseado con su monitor, su actriz favorita o el vecino de abajo mientras tenían relaciones sexuales con sus parejas. Sin embargo, tenemos que aclarar que la alorgasmia no tiene por qué significar que algo va mal con tu novio/a ni es un signo de infidelidad.

Por qué tenemos fantasías sexuales

Las razones de por qué hemos sentido la alorgasmia pueden ser las mismas que cuando tenemos otra fantasía sexual. Es decir, en lugar de preguntarnos por qué pensamos en otra persona mientras mantenemos sexo con nuestra pareja, deberíamos realizarnos la siguiente pregunta: ¿por qué tenemos fantasías sexuales?

  • Las fantasías sexuales, entre ellas la alorgasmia, se dan por el deseo de querer experimentar nuevas formas o maneras no tradicionales de tener sexo.
  • Fantasear de vez en cuando es una manera de querer incrementar la libido y el placer en las relaciones sexuales.
  • También puede llegar a ser un mecanismo de defensa: es decir, algunas fantasías podemos llegar a tenerlas para transformar un momento o situación negativa del pasado en algo positivo.
  • La alorgasmia también suele darse porque sentimos la necesidad de liberar nuestras inhibiciones y pudores. Es decir, cuando pensamos en otra persona y nos excitamos, en realidad, dicha excitación viene porque estamos fantaseando con “algo prohibido”.
  • Otra razón de por qué se da la alorgasmia es porque quizás tu relación sea algo rutinaria o haya caído en la monotonía sexual. En este caso, los pensamientos eróticos son una forma de avivar la pasión durante las relaciones sexuales.

Ya hemos visto que las razones de por qué piensas alguna vez en otro hombre o en otra mujer mientras tienes sexo con tu pareja son totalmente inofensivas. Sin embargo, la alorgasmia puede denotar un problema sólo en el caso de que esta sea la única forma con la que consigues excitarte o alcanzar el orgasmo. En este caso, donde la alorgasmia se repite de forma diaria, puede crear problemas tanto en ti mismo como en tu relación, ya que puede provocar desconfianza y distanciamiento con tu pareja.

Otras fantasías sexuales comunes

Además de la alorgasmia, también existen otras fantasías muy comunes tanto en hombres como en mujeres:

  • Juego de roles: consiste en crear una historia donde ambos miembros se disfrazan y adoptan las características de un personaje. Puede ser desde el policía arrestando a un delincuente, la enfermera y su paciente o el secuestrador y su víctima, entre muchísimos más.
  • Dominación y sumisión: ambos roles son muy comunes, y consiste en que uno se siente excitado ya sea dando órdenes a su pareja como obedeciendo y acatando todos los deseos sexuales del otro.
  • Exhibicionismo: a muchas parejas les excita la idea de tener sexo en lugares donde puedan ser descubiertos como el coche, un baño público o viendo una peli en el cine.
  • Tríos: en ambos sexos, la fantasía sexual que más nos excita es la idea de tener sexo con un hombre y una mujer (en el caso de las mujeres) y con dos chicas (en el caso de los hombres).

Leave A Reply