Comer 3.000 aguacates ha frenado los ataques de epilepsia

Los padres de la pequeña Leafy Liu, de cinco años, recurrieron a la dieta cetogénica, ante la negativa de probar con medicamentos, para tratar de frenar los continuos ataques de epilepsia que sufría la menor. Después de un tiempo, descubrieron en el aguacate era de las mejores formas de combatir las convulsiones de su hija. Aseguran que comer aproximadamente dos de estas frutas al día ha mejorado notablemente la salud de Leafy.

Con tan solo cinco años, Leafy Liu tiene que lidiar con los repentinos ataques de epilepsia que le asaltan desde que tenía seis meses. “Hasta la edad de seis meses, Leafy era solo un bebé común”, asegura su madre a Metro.uk. “Pero luego tuvo su primer ataque y todo cambió […] duró unos 25 minutos, lo cual fue realmente aterrador”, agrega.

La menor sufre dicho trastorno de forma grave, lo que significa que puede llegar a tener 60 convulsiones en un día. Sus padres han intentado tratar a Leafy con medicina tradicional, pero esta falló y fue entonces cuando decidieron recurrir a un tipo de dieta ultra baja en grasas y en carbohidratos hace aproximadamente cuatro años.

Gracias a la dieta cetogénica, la pequeña ha mejorado notablemente llegando a reducir sus convulsiones de manera alarmante. Ahora solo sufre cuatro convulsiones al año.

De entre los alimentos que permite la dieta, el aguacate es uno de los productos estrella para la pequeña, ya que según su padre, “junto al salmón es su comida favorita”. Leafy puede llegar a comer más de dos de estas frutal al día, lo que significa que ha comido más de 3.000 aguacates en toda su vida.

“Cuando estaba teniendo uno (un ataque), dejaba de responder o me miraba. Su rostro se fijaría en una dirección, y ella comenzaría a temblar”, explica la madre de la pequeña. “Fue agotador para ella. Cada vez que tenía uno, dormía durante horas después”, agrega.

En busca de una mejor calidad de vida para su hija, la familia se mudó a Perth, Australia, proporcionando un clima más cálido para Leafy. Pero según cuenta el medio, tan solo unos minutos después de aterrizar en Australia, la pequeña sufrió un fuerte ataque.

“No podíamos dormir por la noche, nos quedaríamos preocupados por el tipo de vida que ella tendría”, señala la madre de Leafy. “No queríamos tomar un medicamento contra la epilepsia, porque estábamos preocupados por los efectos secundarios” explica.

Gracias a la dieta cetogénica, rica en aguacates, los padres de la menor aseguran que su calidad de vida ha mejorado notablemente. “Fue un milagro”, aclaran.


Contenido Relacionado:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recomendado:

Categoria: Noticias

0 thoughts on “Comer 3.000 aguacates ha frenado los ataques de epilepsia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *