El mayor ridículo en la historia de las artes marciales

0

Lo que tenía que hacer este maestro era partir una tabla de madera, algo muy común para las personas que han llegado a ostentar el glorioso cinturón negro en la mencionada anteriormente arte marcial; sin embargo, parece que no fue su día y es que por más que lo intentó tres veces, no lo logró.

La primera vez le dio una pata en la nariz al asistente, la segunda vez en el cachete y la tercera casi lo manda al suelo, motivo por el cual optó por bajar la intensidad y colocar la madera un poco más abajo aunque esto no fue motivo para que el profesor rompa la madera ya que nunca lo consiguió.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.