El Huawei Mate 10 Lite

0

Hay algunos aspectos interesantes en torno del Huawei Mate 10 Lite que hemos probamos en la nacion. El más destacable es que, a diferencia de sus compañeros de serie más onerosos (el Mate 10 estándar y el Mate 10 Pro), esta versión cuenta con cuatro cámaras.

El teléfono tiene sus dos cámaras dobles: un sistema dual en su espalda y otro en la cara delantera. Vale señalar en este punto que las cámaras dobles se estandarizaron en la alta gama móvil durante 2017, aunque no es usual que aparezca en el frontal. Por lo tanto, resulta atractivo (al menos a priori) que un smartphone disponga de una cámara dual destinada a las selfies, sobre todo porque este es un producto de gama media.

Huawei es un experto en cámaras dobles y, en rigor, podemos decir que es el abanderado de esta tecnología, que ofrece desde 2016, cuando lanzó sus modelos P9. En este caso, en la cara posterior se combina un lente de 16 megapixeles con uno secundario de 2 megapixeles; mientras que al frente hay un lente de 13 megapixeles y otro de 2 megapixeles.

En la experiencia, en ambos casos, se obtienen resultados que emulan (o al menos se aproximan) a la calidad que ofrecen las cámaras profesionales. Un detalle lindo: justo por encima de la pantalla hay un flash para la captura de autofotos. Así podemos decir que este es un verdadero selfie-phone, aunque no podemos dejar que el árbol tape al bosque.

En el bosque hay un listado de características y especificaciones que, como decíamos, son de gama media, aunque con algunos componentes que aspiran a más.

A primera vista agrada un aspecto que también se ha divulgado en los teléfonos más costosos, una pantalla de extremo a extremo. Los marcos laterales son muy delgados y, según dice el fabricante, la relación cuerpo-pantalla es del 83%. Nada mal. Por cierto, el display es de 5,9 pulgadas, con una relación de aspecto de 18:9 y una resolución de 2160 x 1080 pixeles; el combo ofrece una imagen nítida.

Otro dato apreciable es que el ángulo de visión es excelente; hay que irse muy al extremo para que la imagen se nuble.

El Mate 10 Lite tendrá cuatro cámaras, aunque, naturalmente (no olvidemos que es una variante light), no es más poderoso que sus compañeros de serie. En este caso, la potencia es cortesía de un procesador Kirin 659 de 8 núcleos -diseñado por la propia Huawei para la gama media-, tiene 4 GB de RAM, y la versión que hemos probado cuenta con 64 GB para almacenamiento interno, que pueden expandirse hasta los 256 GB con una tarjeta microSD.

Como decíamos, es un gama media que aspira a más y esto se advierte en su desempeño. En rigor, es tan poderoso como un teléfono insignia de hace no mucho tiempo. Su batería es de 3340 mAh, que en nuestra experiencia superó una jornada entera sin pasar por el enchufe.

Su diseño es atractivo y sobrio, aunque, punto en contra, en su espalda los dedos dejan marcas casi en forma inevitable, lo cual puede molestar a algunos rigurosos de la estética. Además, no resulta del todo cómoda la presencia del lector de huellas en la cara posterior; no obstante se trata de un asunto subjetivo y por lo demás remediable a medida que nos acostumbramos a esta ubicación. Su peso es bueno, apenas por encima de los 160 gramos, y se siente bien en mano en términos generales.

El Huawei Mate 10 Lite se ofrece a través de las operadoras locales a 11.499 pesos, en negro o dorado. Un dato final: el teléfono llega de fábrica corriendo con Android 7.0 Nougat, otra diferencia respecto de sus hermanos mayores, que fueron lanzados con Oreo, la versión más nueva del sistema operativo móvil de Google.




loading...

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.