Niño camina en muletas por primera vez

0

La historia comenzó a las 20 semanas de gestación cuando le hicieron una prueba de ultrasonido. El pequeño Roman nacería con un defecto llamado “Espina Bífida”. Según reporta westernjournal.com, el 64% de bebés diagnosticados prenatalmente con este defecto son interrumpidos. Sin embargo, los padres del pequeño Roman decidieron seguir adelante con el embarazo y la vida de su hijo.

“Mira, Maggie, ¡estoy caminando, Maggie!”, dice el niño con mucha emoción. Maggie es una perra de raza bichón habanero de color negro y ha estado junto a Roman en sus peores momentos cuando los médicos recomendaron un tratamiento para que pueda aprender a caminar.

El menor no renunció a su lucha personal e inició con entusiasmo el tratamiento apoyado por sus padres y también por especialistas en fisioterapia. Después de un tiempo los resultados fueron positivos. Todo ha sido registrado en la página de Facebook “Defying Odds: Roman’s Journey” (Desafiando las probabilidades: el viaje de Roman).

En esta página se cuentan todos los progresos de Roman y se dan recomendaciones a padres con niños que nacen con “Espina Bífida”. “Prometo que voy a dejar de hablar de esto pronto, pero este niño sigue volviéndome loco”, escribieron los padres de Roman.

Hace unos días, Roman apredió a caminar usando un par de muletas para el antebrazo, creados a su medida. La escena del video que acompaña a esta nota es la demostración de que Roman al fin puede caminar por sí solo.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.