Se desmaya, cae a abismo de 200 metros

0

Estaba a 30 minutos de camino a pie para terminar su peregrinaje al Santuario del Señor de la Ascención de Cachuy, en la provincia limeña de Yauyos, cuando la muerte sorprendió a un empresario, dueño de una cadena de grifos en Cañete. Este se descompensó, resbaló y rodó por un abismo de 200 metros. Su cadáver fue rescatado por agentes del Escuadrón de Emergencia de Cañete después de cinco horas de una ardua y arriesgada labor.

El hombre de negocios, Iván Albert Ruedas Quispe (47), emprendió en peregrinaje a las 11:00 a.m. del jueves en compañía de su hijo de 16 años por caminos zigzagueantes que bordean agrestes montañas. Ellos ya habían caminado cinco horas y solo les faltaba 30 minutos para llegar al Santuario. Ambos iban a agradecer el milagro concedido por el santo.




loading...

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.