Como se hacen y como funcionan los discos de vinilo

0

El disco de vinilo es un formato de reproducción de sonidos que se basa en la grabación mecánica analógica. Se ha generalizado el nombre disco de vinilo o sólo vinilo porque era el material mas habitual para su fabricación. Sin embargo, estos discos podían ser también de plástico, aluminio u otros materiales.

El disco de Vinilo se graba a través de un proceso complicado de grabación mecánica analógica en siete etapas. Una vez grabada y mezclada la música elegida en el estudio, en cinta magnética, ésta es procesada para adaptarla al medio por el que va a ser impresa, esto es lo que se conoce como proceso de masterización.

En el caso de los discos de vinilo, es especialmente crítico y tiene mucha relevancia en la calidad final del producto obtenido. Este proceso requiere de la eliminación de algunas frecuencias, el cuidado sobre la fase de audio, así como también la determinación de los volúmenes, de las intensidades del sonido de cada instrumento en los canales estéreo y la anchura del surco de la duración total de la obra. En esta etapa es obtenida la Cinta magnética maestra o DEMO. Esta fase, mejor conocida como la de “cortar el disco”, se transfiere el contenido de la cinta demo a un disco patrón que se conoce como acetato. Se trata de un disco, que por lo general, está hecho de aluminio pulido y recubierto con un baño de laca negra con un espesor de aproximadamente 1 mm.

El equipo requerido para el corte de este acetato se conoce como torno, el cual posee un cabezal de corte que graba el surco, transfiriendo la música que contiene en la cinta demo al acetato, pasando por un procesador que aplica una ecualización llamada curva RIAA , que moldea la señal registrada según las características físicas del disco. Una vez que este grabado, éste es lavado con agua y jabón para luego, se recubrirlo con cloruro de estaño, lo que permite la adherencia de una fina capa de plata que se le aplica posteriormente. Cuando el disco se encuentra ya plateado, es sumergido en una solución compuesta por níquel a la cual se le aplica electricidad. El disco es retirado de la solución y lavado nuevamente. La capa de plata y níquel es retirada del disco, para que se pueda obtener una copia negativa del mismo, que es llamada disco matriz. De este disco matriz, se obtiene una copia positiva, llamada disco madre.

Si la información grabada en el disco madre es correcta, se repite el proceso hasta obtener al menos nueve discos madre más. De cada una de estas 9 copias del disco madre se hacen dos copias negativas, que las llamamos discos estampadores. Este proceso se lleva a cabo con el disco patrón que representaría el otro lado del disco. Del disco estampador se fabrica la copia comercial, por medio del prensado de una pastilla de acetato de vinilo entre ambos moldes estampadores que corresponden a las dos caras del disco, a la cual se le agregan las etiquetas previamente preparadas que contienen escrita la información de la música grabada en el disco de vinilo. Esta copia final es la que se venderá al público. Existe otra técnica denominada “direct metal mastering” o DMM por la cual la música es desviada directamente a los discos de estampación, realizados en un metal relativamente blando, que generalmente es el cobre. A su vez existen algunos discos de vinilo en los que el proceso de corte es llevado a cabo con la mitad de la velocidad normal de reproducción, debido a que esto mejora notablemente la calidad de la transferencia del sonido, especialmente en los sonidos graves.

Reproducción del disco de vinilo

El proceso de reproducción de un disco de vinilo esta basado en la conversión mecánica del movimiento que causa la aguja al seguir el surco, en una señal eléctrica que presenta variaciones iguales a las del surco. En los equipos estéreo, los movimientos laterales representan la suma de todos los canales en estéreo y por otro lado, los movimientos verticales representan la resta de ambas señales. Estas señales eléctricas pueden llegar a ser generadas de distintas maneras, aunque lo más usual es la de un grupo de imán-bobina unido al vástago de la misma aguja, el cual se encuentra contenido en la cápsula fonocaptora. El equipo reproductor de discos de vinilo, suele denominarse modernamente tocadiscos o giradiscos. Las señales eléctricas que son generadas en la cápsula fonocaptora, son procesadas para conseguir las señales separadas de estéreo y enviadas al amplificador que puede estar integrado al equipo de reproducción o no, y de allí a los auriculares o altavoces.




loading...

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.