El origen de los ‘emojis’

0

Todos en algún momento hemos utilizado los famosos ‘emojis’ para complementar nuestros textos, los pequeños signos de 12 x 12 píxeles son parte fundamental de cada uno de los chats existentes en el mundo. Pero, algo que es tan común para nosotros, hace no más de 20 años era una total novedad para la población mundial, que apenas se introducía a las nuevas tecnologías.

La palabra ‘emoji’ es de origen japonés y está compuesta por el grafema ‘e’ que se traduce en ‘imagen’, y ‘moji’ que significa ‘letra’. Creados en 1999 por Shigetaka Kurita, producto de un encargo de la empresa japonesa NTT Docomo, dedicada a la comunicación móvil, la cual gracias a los buenos resultados que obtuvo al incorporar el símbolo del corazón entre las opciones de sus móviles Pocket Bell en 1995, decidió ampliar la oferta 4 años más tarde con la ayuda de Kurita.

Shigetaka declaró que se inspiró en el manga, tipo de caricatura japonesa en que los conceptos, pensamientos y acciones pueden ser representados con un símbolo. Esto se ve reflejado en el mismo caso del emoji de corazón, en el cual se representa ‘el amor’ y, sin tener que escribir ninguna letra, cualquiera que observe el ícono puede presumir y posteriormente identificar su significado.

Es gracias a este sencillo código estándar de codificación y, por lo tanto, compresión, al que pertenecen los emojis, conocido como Unicode, que su uso se volvió tan popular. Estos permitían y siguen permitiendo una forma de entendimiento genérico, convirtiéndose en un código mundial que traspasa idiomas y hasta culturas, solo por la simbología contenida en cada uno de esos 12 x 12 píxeles.

Estos pequeños íconos, desde su creación, no solo complementan expresiones, sino que a través de ellos se logran armar frases completas que son comprendidas por cada uno de sus receptores con facilidad. Kurita, su creador, afirma que: “Los emojis no solo son signos divertidos que sirven para amenizar nuestros mensajes virtuales, sino que también podrían llegar a funcionar como un idioma que una a todos los ciudadanos del planeta”.

El éxito de los emojis a lo largo de los años, en sitios como MSN, blogs y diferentes plataformas de mensajerías, llevó a empresas como Apple y Facebook a interesarse en las ilustraciones de origen japonés. Ambas empresas incluyeron en sus plataformas el uso de estos pictogramas, volviendo el fenómeno de su uso aún más grande, al punto en que constantemente se renuevan sus diseños y se agregan nuevas opciones para los usuarios.

Existe una tendencia a otorgar el origen de los emojis a lo que se conoce como ‘emoticón’, siendo este último la utilización de puntos y paréntesis con la finalidad de transmitir un estado de ánimo, como por ejemplo ‘:)’ para felicidad y ‘:(’ para tristeza. La confusión deriva del pictograma conocido como ‘smiley’, una marca cuya imagen es una carita sonriente, comercializada a nivel mundial, que a mediados de los años 90’s, migró su ícono característico a plataformas digitales para su uso como herramienta comunicacional.

Después de los emoticonos, publicados por primera vez en 1881 en una revista de humor de Estados Unidos; la llegada del ‘smiley’ marcó un hito por su forma innovadora. Creado por Harvey Ross Ball a finales de los años 50s para una campaña publicitaria, la carita sonriente no fue patentada sino hasta 1972, cuando el empresario francés Franklin Loufrani le otorgó el nombre de ‘smiley’ y lo registró como marca en 100 países.

Es el heredero de The Smiley Company, Nicolas Loufrani, quien comienza a trabajar para su padre en 1996 el que tiene una idea visionaria un año luego: llevar el famoso ‘smiley’ a una nueva plataforma con la ayuda de Alcatel. Loufrani concibió el proyecto “con la idea de crear un lenguaje universal que pudiera ser entendido por todos y, sobre todo, para poder dotar de sentimiento la comunicación no verbal”.

Es en 1997 cuando la carita sonriente aparece por primera vez en un dispositivo móvil. Ya para el año 2001, en la era previa a los smartphones, según datos del ‘Wall Street Journal’, más de 55 millones de personas utilizaron ‘smilies’ en los distintos servicios de mensajería instantánea existentes a nivel mundial.

El origen de los emojis es perfectamente debatible entre Kurita y Loufrani, el diseñador japonés posee el fundamento en la discusión, de haber desarrollado más de 100 íconos que se complementan entre sí, inspirados en conceptos reales, ideas, emociones y pensamientos que recopiló de su alrededor. Por su parte, Nicolas, también tiene mérito al haber presentado, 2 años antes que Kurita, una innovación para la comunicación y expresión por mensajes escritos, que se popularizó a nivel mundial y que llevó un ícono ya conocido a una nueva plataforma, siendo este también el primer paso para el posterior desarrollo de otras ‘caritas amarillas’.

Ambos personajes poseen diferentes motivos para atribuirles la creación de los populares pictogramas que utilizamos; pero, más allá del debate, todos podemos coincidir que el fenómeno de los emojis se apoderó de nuestras conversaciones para nunca dejarlas, llegando al punto en el que estos se han convertido en una característica inseparable de cualquier chat que se desarrolle alrededor del mundo. Incluso, estos pequeños pictogramas tienen dedicado el 17 de julio como un día para ser celebrados a nivel mundial.



Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.