Focas huyen para evitar que les tomen fotos

0

La reserva alberga a más de 1.000 focas grises, y su hábitat está rodeado de carteles que advierten que molestar a los animales es una ofensa que además puede ser multada por hasta 5.000 libras (unos 6.300 dólares) o medio año de prisión.

A pesar de ello, turistas que hacen caso omiso a las advertencias continúan visitando la playa, señalan desde Ythan Seal Watch. A lo largo de 2018, la organización ha avistado al menos 13 incidentes de este tipo, en el que las focas fueron espantadas y obligadas a huir al mar.



Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.