El fósil de una araña con ojos brillantes

0

Un equipo de investigadores dirigidos por Tae-Yoon Park, paleontólogo del Instituto de Investigación Polar de Corea, realizó el hallazgo de diez fósiles de arañas diminutas, menores de 2.5 centímetros de ancho, en Jinju, una ciudad ubicada sur de la república de Corea del Sur.

Lo extraordinario del descubrimiento, es que dentro de los fósiles encontrados uno de ellos resultó ser el de una araña (Lagonomegopidae) de más de 110 millones de años con ojos muy brillantes, lo que le permitió cazar presas con éxito.

La investigación, publicada en el Journal of Systematic Paleontology, informó que el arácnido se encontró muy bien conservado dentro de una roca. Esta es también la primera vez que se encuentra un lagonomegopid encerrado en otro lugar además del ámbar.

Ojos brillantes

En los globos oculares de algunos animales, como los búhos y otros animales nocturnos, existe una membrana llamada tapetum lucidum, la cual se encuentra detrás de la retina, y refleja los rayos de luz. Al darles a las retinas una segunda oportunidad de absorber la luz, las tapeta mejoran la visión nocturna. Estas arañas podrían haber dispuesto también de estas membranas cuyos tapeta plateados aún resplandecen en los fósiles encontrados.

Pero no son solo las arañas lagonomegopid tienen ojos brillantes. Las arañas lobo también tienen ojos reflectantes, que capta la luz y la devuelve a sus retinas.

Los gatos también tienen tapeta, que no deberían sorprender a nadie, razón por la cual, cuando están expuestos a los destellos de las cámaras, sus ojos parecen hendiduras de láser.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.