Una cámara a 650 metros de profundidad bajo hielo antártico

0

El investigador participa en el proyecto FISS (Filchner Ice Shelf System) que tiene por objetivo pronosticar el impacto del calentamiento global en esa meseta de hielo y el ritmo de elevación del nivel oceánico.

Un dispositivo de medición fue colocado en el pozo, para recoger datos sobre la temperatura y las corrientes oceánicas bajo la plataforma.

El túnel fue creado mediante un taladro de agua caliente, un método también utilizado en el proyecto BEAMISH, en el marco del cual se perforó un pozo de más de 2.000 metros de profundidad en la corriente de hielo Rutford, a principios del mes pasado.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.