Píldora anticonceptiva masculina es probada con éxito

0

En materia de planificación familiar la responsabilidad debe ser compartida por hombres y mujeres.

Y es que, si bien es cierto que la pastilla anticonceptiva para hombres ha estado sobre la mesa de investigación y debate desde hace varios años, es la primera vez que se tienen resultados serios sobre el tema. Tal es el caso de un informe de la Sociedad Endocrina de Estados Unidos, durante su reunión anual en Nueva Orleans, en el que se afirma que la pastilla anticonceptiva para hombres fue probada con éxito por un grupo de varones sanos que la tomaron todos los días durante un mes y no experimentaron efectos secundarios graves, ni disminución de la actividad sexual.

Las pruebas

El estudio se basó en un nuevo anticonceptivo oral para hombres con base en una pastilla denominada 11-beta-MNTDC, una testosterona modificada que tiene las acciones combinadas de una hormona masculina (andrógeno) y una progesterona.

Christina Wang, directora asociada del centro del Instituto de Ciencia Clínica y Traslacional del Instituto de Investigación Biomédica de Los Angeles (LABioMed), declaró durante la presentación que “estos resultados sugieren que esta píldora, que combina dos actividades hormonales en una, disminuirá la producción de esperma al tiempo que preserva la libido”.

Poco más de cuarenta hombres sanos participaron en esta investigación en LA BioMed y la Universidad de Washington. Diez de los participantes recibieron una cápsula de placebo diariamente durante 28 días y los otros treinta tomaron la 11-beta-MNTDC en diferentes dosis: 14 consumieron 200 mg y 16 tomaron 400 mg.

Los resultados

Entre los hombres que tomaron la 11-beta-MNTDC, se detectó que la testosterona se redujo a un nivel promedio equiparable a la diferencia de andrógenos sin experimentar efecto secundario grave.

Algunos de los participantes sufrieron efectos secundarios ligeros como fatiga, acné, dolor de cabeza y solo cinco describieron disminución del deseo sexual y dos una disfunción eréctil leve, que no impidió la actividad sexual.

En todos los hombres que tomaron el medicamento se registró una considerable disminución de las hormonas requeridas para la producción de esperma, en comparación con aquellos que recibieron el placebo.

Los efectos de la píldora fueron completamente reversibles al suspender el tratamiento.

Aunque esta primera prueba de 28 días es corta para observar la supresión óptima del esperma, según Wang es un buen indicativo. El siguiente paso es hacer una prueba más larga en parejas sexualmente activas.

Por desgracia, Wang pronostica que todos los estudios deberán estar completos en unos diez años, tiempo en el que por fin se podría poner a la venta del público. “La anticoncepción masculina hormonal, segura y reversible será una realidad y debería estar disponible a más tardar en diez años”, predijo Wang.

Este mismo equipo de investigación también está haciendo estudios con otro compuesto conocido como DMAU, el objetivo es encontrar la fórmula con menos efectos secundarios.



Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.