Teléfono celular frenó un flechazo

0

El insólito hecho ocurrió el pasado miércoles en la ciudad australiana de Nimbin, en Nueva Gales del Sur, a unos 700 kilómetros al norte de Sidney, cuando la víctima de la agresión llegaba en auto a su vivienda, informó la policía local.

Al descender de su vehículo, el agraviado de 43 años vio a un individuo armado –al que aparentemente conocía– afuera de su propiedad y cuando sacó su smartphone para grabar la situación.

En ese instante, el atacante, de 39 años, disparó una flecha, que quedó clavada en el teléfono y lo atravesó. El impacto fue tan potente que el móvil se desprendió de la mano de la víctima y lo golpeó en la barbilla, dejándole una pequeña herida.

Si la saeta se hubiera desviado unos centímetros, hubiera podido ocasionarle una grave herida e incluso hasta la muerte a la víctima del ataque, cuyo motivo es materia de investigación por parte de las autoridades.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.