¿Por qué no podemos evitar bailar cuando escuchamos música?

0

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Concordia (Canadá) concluyó que para que esto suceda es necesaria una combinación del ritmo, la armonía de la canción y la síncopa, un artificio rítmico mediante el cual se rompe la regularidad del ritmo.

Tomas Matthews, uno de los autores de la investigación publicada en la revista PLOS One, afirma que “mis colegas y yo hemos ido más allá del ritmo y, al hacerlo, hemos intentado desentrañar los componentes emotivos y motores de mover el esqueleto”.

Matthews explica que para que las personas se vean en la necesidad de moverse, lo más importante en la música es el ritmo, es decir, cuando un sonido se repite de forma regular, de modo que el oyente puede predecir las notas futuras y sincronizar sus movimientos con la música.

Pero la clave para que la persona no pierda interés, es la impredicibilidad de la música, que está ligada con las síncopas, lo que añade tensión y vuelve a captar el interés del oyente. Pero la síncopa debe estar en balance, para que no termine generando caos.

“La música nos anima a poner a prueba nuestras predicciones de cuándo ocurrirán las próximas notas”, señala Matthes.

Los investigadores determinaron que la armonía también juega un rol importante, pues al generar emociones incrementa el deseo de bailar.

“Sugerimos que si bien la complejidad rítmica es el principal impulsor (del deseo de moverse), la armonía al alterar la valencia emocional, modula los procesos de predicción y temporal que acompañan a la percepción del ritmo”, explica.

Los expertos además destacaron el rol de la música en tratamientos de enfermedades neurodegenerativas: “La investigación también tiene aplicaciones terapéuticas potenciales. Por ejemplo, el uso de música rítmica para tratar los síntomas motores de la enfermedad de Parkinson, como los problemas con la marcha, ha mostrado resultados prometedores”.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.