El precio de los SSD bajará un 30% más a partir de verano

0



El precio de los SSD va a bajar de 0,1 dólares por GB en 2019
A finales del año pasado escribimos un artículo destacando que 2019 iba a ser un gran año para montarse un PC por piezas. Entre los motivos encontramos que la memoria RAM y los SSD no han parado de bajar de precio, a la vez que componentes como las cajas son cada vez más baratos, pudiendo encontrar cajas muy completas por apenas 30 euros. Las placas base se mantienen estables, mientras que los procesadores de AMD siguen siendo baratos, por los de Intel que siguen algo caros por la escasez. Las tarjetas gráficas son el único componente caro, aunque hay una gran gama donde elegir.

En el caso de los SSD, podremos seguir ahorrando aún más dinero al comprar una unidad, donde TrendForce pronostica que en las unidades de 500 GB y de 1 TB, el precio por GB va a bajar de los 10 centavos, siendo el precio más bajo de la historia y acercándose peligrosamente al de los discos duros.

Ya son más del 50% de los portátiles los que vienen con un SSD de serie en lugar de un disco duro. La bajada a 0,1 dólares por GB hará que la adopción de los SSD pase del 60 al 65% en 2019. Actualmente el precio por GB se sitúa en torno a 0,13 dólares, por lo que la bajada será de al menos un 30%. Hay SSD de 500 GB por menos de 60 euros ya.

En el segundo trimestre de 2019, los SSD han bajado de precio por sexto trimestre consecutivo. El precio medio en este trimestre ha caído entre un 15 y un 26% para los SSD SATA, mientras que el de los NVMe ha caído entre un 16 y un 37%. El motivo de esta bajada, además de un exceso de oferta, es que los usuarios están esperando para renovar sus PC, además del estancamiento del mercado de los móviles, que también usan memoria NAND.


Los fabricantes están reduciendo la producción y la expansión de sus fábricas

El exceso de oferta está llevando también a una mayor competencia entre fabricantes de SSD, que están deseando quitarse de las manos sus SSD de 64 y 72 capas. Intel ha entrado fuerte en el segmento de los SSD baratos con sus SSD con memorias QLC, para competir es necesario seguir bajando precios. A esto hay que sumar que ya se están fabricando en masa las primeras memorias 3D NAND de 96 capas desde el primer trimestre, lo que hará que el precio por cada capacidad disminuya significativamente.

Para la segunda mitad del año se espera que aumente la demanda, con nuevos dispositivos de Apple como ordenadores y móviles. También hay muchos fabricantes que están reduciendo sus planes de expansión de fábricas, además de haber reducido ligeramente la producción para evitar exceso de stock. Todo esto ayudará a que la bajada de precio se suavice, pero se espera que por el exceso de inventario actual estos precios sigan bajando en el tercer y cuarto trimestre.

De hecho, la mayor bajada la seguirán experimentando los SSD PCIe, que cada vez se acercan más al precio de las unidades SATA, con la ventaja de ser más rápidos y compactos. De hecho, la diferencia de precio es de apenas un 6% en la actualidad tras el desplome que han sufrido. TrendForce pronostica que los SSD SATA irán desapareciendo en favor de los PCIe más baratos, que ofrecen el doble de velocidad en el caso de los de gama de entrada con interfaz NVMe.



Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.