No hay que pedir nunca café ni té al viajar en avión

0

En una entrevista para el programa televisivo Inside Edition, que tuvo lugar en el estudio Air Hollywood, preparado para grabar escenas de aviones, Jamila Hardwick contó que ni ella ni sus compañeras jamás pedirían una bebida caliente durante el vuelo.

“Lo que pasa con el café y el té es que los depósitos de agua rara vez se limpian”, aseguró. Aseguró que esto se debe a que las aerolíneas están obligadas a realizar este procedimiento solo cuatro veces al año.

Hardwick cuestionó también las conocidas bolsas plásticas que se entregan en vuelos nocturnos o de larga distancia y que contienen una manta individual y almohada. Por eso, recomienda a los pasajeros llevar estos elementos por cuenta propia.

“Las mantas se lavan, pero no estamos seguros de que lo hagan muy bien. Lo mismo sucede con las almohadas. Les sacan la funda y te las dan con una nueva. Sin embargo, el almohadón sucio sigue estando ahí dentro”, dijo.

La asistente de vuelo se refirió también a las mesas plegables ubicadas en las partes posteriores de los asientos, las cuales, asegura, “están llenas de gérmenes”.

“¡Es repugnante! Cuando el personal de limpieza entra [en la cabina], no tienen tiempo de bajar cada mesa y limpiarla una por una”, expresó Hardwick, que recomendó utilizar toallitas de manos para limpiar la superficie antes de colocar algo allí.

Por otra parte, la azafata explicó por qué las personas no deben pedirle a los miembros de la tripulación que les ayuden a guardar su equipaje en los compartimentos superiores.

“El seguro no cubre nuestras lesiones hasta que la puerta de embarque esté cerrada. Si nos lastimamos al poner una valija en el gabinete superior, no podemos presentarla como una lesión en el trabajo”, dijo.



Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.