Elimina la grasa abdominal con dos tazas de café

0

Lograr un vientre plano y esculpido no es tarea fácil. Deshacerse de la grasa que se acumula en los famosos michelines y cartucheras se convierte en todo un reto que se vence con mucha fuerza de voluntad y constancia.

De hecho, es fácil toparnos con personas que están muy en forma, que practican habitualmente deporte, pero no logran deshacerse de la endiablada tripa.

No todo el mundo tiene el mismo abdomen; tampoco el origen de su grasa proviene de las mismas razones. Según la Dra. Amaro, directora médico en clínica Feel Good y autora del tratamiento de pérdida de peso patentado como «la dieta definitiva», el Método Amaro: «Lo primero que hay que hacer es analizar por qué se tiene determinado abdomen y si todo es grasa o hay algún otro componente que haga que contemos con un abdomen antiestético».

El café puede ayudar a eliminar la molesta grasa del vientre.
De todos los desafíos que enfrentan los pacientes de una nutrióloga, el exceso de grasa abdominal es la queja más común. Quizás sea porque es uno de los tipos de grasa más difíciles de perder. Buenas noticias: disfrutar de unas tazas de café puede ayudar.

Un estudio de 2020 encontró que las mujeres que consumían al menos tres tazas de café tenían niveles más bajos de adiposidad que las mujeres que no bebían café. Los hallazgos fueron consistentes entre las opciones con y sin cafeína, por lo que si le gusta el descafeinado, ¡también puede obtener el beneficio!

El café juega un papel en la prevención de muchos cánceres.
El café ayuda a prevenir el cáncer, no a causarlo. Esta fue la conclusión de 2016 de la Organización Mundial de la Salud después de revisiones rigurosas de los datos. El grupo indicó que no pudo «encontrar evidencia concluyente de los efectos cancerígenos del consumo de café».

De hecho, los estudios muestran que el café puede desempeñar un papel en la prevención de cánceres de mama y colon y también puede ayudar a reducir el riesgo de recurrencia en los sobrevivientes de ambos. Además, el consumo de café se ha relacionado con la reducción de los cánceres de la cavidad oral y la piel. El café, incluso descafeinado, puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal.

El café puede aumentar la supervivencia en pacientes con cáncer de colon.
El consumo de café no solo puede ayudar a prevenir el cáncer, sino que los nuevos hallazgos indican que incluso puede brindar beneficios una vez que el cáncer se haya extendido.

Un estudio de 2020 publicado en el Journal JAMA Oncology encontró que cuando las personas con cáncer de colon metastásico consumían alrededor de 2 o 3 tazas de café al día, aumentaban el tiempo que tardaba la enfermedad en empeorar y las posibilidades de vivir más tiempo.

El café puede aumentar su capacidad para resolver problemas.
Un estudio de 2020 encontró que cuando las personas recibieron una pastilla de cafeína de 200 mg (equivalente a una taza de café), su capacidad para resolver problemas aumentó significativamente.

Los investigadores encontraron aumentos en el enfoque, la precisión y el tiempo necesario para resolver problemas, pero no se observaron beneficios en el pensamiento creativo. Esto es similar a un estudio de 2018 , que encontró que simplemente oler café podría ayudar a mejorar las habilidades matemáticas.

El café puede ayudar a prevenir y revertir la enfermedad hepática.
Su hígado ama absolutamente su hábito de tomar café. El café puede reducir el riesgo de cáncer de hígado y muerte por cirrosis hepática, pero lo más notable es que el café puede ayudar a prevenir y revertir la enfermedad del hígado graso no alcohólico, una condición que afecta a un tercio de los estadounidenses e involucra el depósito de grasa en el hígado debido a malas elecciones de estilo de vida. Si no se detecta a tiempo, puede tener consecuencias para la salud más devastadoras.

El café puede ayudarlo a vivir más tiempo.
Los estudios son sólidos y la mayoría de ellos muestran que cuanto más bebe, más tiempo vive. No siempre importa si el café estaba sin diluir o descafeinado. Por ejemplo, un estudio mostró que los hombres que bebían seis o más tazas de café al día tenían un 10 por ciento menos de riesgo de muerte y las mujeres que bebían la misma cantidad tenían una reducción del 15 por ciento. Los autores señalaron que muchos otros estudios mostraron asociaciones inversas entre el consumo de café y la diabetes, los accidentes cerebrovasculares y la muerte por enfermedades inflamatorias.

Informe de la Organización Mundial de la Salud dice que el café puede reducir el riesgo de cáncer.

El café puede ayudar en la prevención de la demencia.
Un estudio publicado recientemente en la revista Nature encontró que los compuestos de la cafeína ayudan a producir una enzima asociada con un riesgo reducido de demencia.

Otros estudios han mostrado resultados similares. Un estudio de 2016 de más de 6,000 mujeres de 65 años o más mostró una reducción del 36 por ciento de la incidencia de demencia, o nuevos casos de la enfermedad, entre las que tomaban de dos a tres tazas de café por día.

El café puede mejorar su vida sexual.
Sí, es verdad. Un estudio encontró que los hombres que bebían de dos a tres tazas diarias tenían un 42 por ciento menos de probabilidades de reportar disfunción eréctil. Esta observación fue consistente en hombres con sobrepeso, obesos o hipertensos.

Sin embargo, los investigadores no observaron una disminución en los hombres con diabetes. Se cree que la cafeína creó un impacto farmacológico que resultó en un aumento del flujo sanguíneo del pene.

¿EL CAFÉ ES PARA TODOS?

El café con cafeína no siempre es un sorbo de “más es mejor” para todos. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, las personas con ciertas afecciones cardíacas, como presión arterial alta o latidos cardíacos irregulares, y las personas con reflujo ácido deben hablar primero con sus médicos. Además, no se debe ofrecer café a los niños pequeños.

Los individuos a menudo tienen diferencias en el metabolismo de la cafeína según su genética. Eres un metabolizador rápido de la cafeína o un metabolizador lento. Un estudio de 2019 descubrió que consumir cantidades excesivas de café podría provocar presión arterial alta y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular según las variantes genéticas del gen CYP1A2. Puede averiguar cómo metaboliza el café mediante pruebas de ADN.



Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.