Ciencia Y Tecnologia

¿Donarias tu cerebro a la ciencia?

Todo el cuerpo puede donarse a la ciencia o para el trasplante de órganos. Si tu idea es la primera, a continuación describimos lo que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión.

Si lo que deseas es donar tu cerebro a la ciencia, este puede ir a parar a un banco de cerebros. Por su parte, órganos como el riñón o el hígado siempre son usados para trasplantes. Pero esto no sucede con el cerebro, que no se lo puede trasplantar a otro cuerpo.

Lo mismo ocurre con el cuerpo entero, que se dona con intenciones de que los estudiantes de medicina lo utilicen para estudiar la anatomía humana. En estos casos, el cerebro es uno de los objetos de estudio.

Por lo general, también se puede donar el cerebro a la ciencia para ser que lo empleen en investigaciones del tejido cerebral.

¿Cómo convertirte en donante?

Lo primero que debes hacer es contactar al banco de cerebros más cercano para averiguar su programa de donaciones.

Luego tienes que informar a toda tu familia y círculo íntimo sobre tu decisión de ser donante.

Algunos programas de donación están asociados con clínicas de derivación para enfermedades específicas, como Parkinson o la enfermedad de las neuronas motoras. Si ese es tu caso, puedes llegar a ser informado por tu propio especialista, que se pondrá en contacto con el banco de donación si das tu consentimiento.

Una vez que ingreses al programa, el banco de órganos seguirá tu estilo de vida y tu historial médico mediante cuestionarios anuales y estudios adicionales opcionales. Esta información ayudará a los investigadores a construir una imagen más completa de la persona detrás del cerebro y cualquier problema que pueda estar relacionado con la enfermedad cerebral.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.