Los peruanos tienen la Navidad más insólita del mundo

Raro, extraño, desacostumbrado: Desde tomar chocolate, comer panetón o reventar cohetones a las 12 de la noche.

LA VÍSPERA
1.- Para los peruanos más importante es la víspera que el mismo día 25 de diciembre. En la noche del 24 sucede casi todo. Llegan las visitas, se come una cena especial, se entregan los regalos, se revientan los cohetes y mucho más. El 25 es un feriado para descansar de la mala noche. Al menos eso pasa en la mayoría de hogares. Es muy diferente a los habitantes de Estados Unidos, donde la gente se va a dormir temprano el 24 de diciembre para despertarse el 25 y abrir los regalos que están al pie del árbol de Navidad.

EL PANETÓN, CHOCOLATE y PAVO
2.- En el Peru no hay Navidad sin panetón ni chocolate ni pavo. En esta parte del planeta los peruanos comen 34 mil toneladas de panetón al año. Y lo consumen en cualquier fecha, no solo en Navidad. Este pan dulce originario de Milán, Italia, es menos consumido en ese país de origen que en el Peru. Y hay para todos los gustos. Sin pasas ni frutas confitadas (recién este año), de maca, de harina de camote, entre otras. Con respecto al chocolate, nadie entiende esta costumbre, pues en diciembre hace mucho calor y tomarse una tasa de chocolate caliente es inusual. Encima, con la comilona de pavo y panetón es un patada al estómago.

SALUDAR A LOS VECINOS
3.- Llega las 12 de la noche y luego del abrazo y ¡feliz Navidad!, los peruanos salen a la calle a saludar a sus vecinos. No importa si son íntimos o recién los conocen o si se pelean todo el año, el abrazo no se niega. La cosa puede seguir con un brindis o una tertulia en la vereda o la pista. Todo, mientras los niños corretean por la calle ¡a la medianoche! como si estuvieran en la mañana. Una de las cosas mas raras…

LA CENA NAVIDEÑA
4.- Los peruanos ya sean pobres o ricos, otorgan una importancia alucinante a la cena navideña. Se come pavo, pollo, lechón o carne, pero se come rico. También se adorna la mesa con manteles e individuales alusivos a la fecha. Se saca la mejor vajilla y no falta el champán o vino para el brindis. Muy temprano se prepara el chancito o el pavo. En la cena, el jefe de casa toma la palabra y da el brindis. Chanchito, chocolate, panetón y licor. Y se empieza a comer todo lo que se pueda… Pobre hígado.

REVENTAR COHETES
5.- En otros países la tranquilidad pública es muy importante. Nadie puede alterarla, sin pena de multa o proceso judicial. La quema de fuegos artificiales está circunscrita a lugares específicos y alejados, pero con un tiempo determinado. En el Perú eso no ‘corre’. En Perú Así haya un enfermo grave en el barrio que necesita descanso, el peruano revienta sus ‘bin laden’, ‘ratablanca’ y ‘chapanas’ como si se tratara de una guerra. Pareciera como una competencia de quien revienta mas cohetes y el estruendo puede durar una media hora. Los más perjudicados son las mascotitas y los enfermos.

LOS REGALOS
6.- Cuentan que hace mucho años los regalos se daban a los niños en ‘Bajada de reyes’, que recordada el pasaje bíblico donde los ‘Tres reyes magos’ llegan de oriente para adorar al Niño Jesús y le regalan incienso y mirra, dos productos de la época que eran más valiosos que el oro. Influidos por la celebración anglosajona, las películas y la publicidad, ahora se dan en Navidad. Muy pocos festejan en la actualidad la ‘Bajada de reyes’.

ÁRBOLITO O NACIMIENTO
7.- Segun la tradición era armar nacimientos en la sala de casa o en el jardín. Era toda un actividad en la que intervenía la familia entera. Había quienes eran todos unos artistas para elaborar ríos, montañas, puentes y pesebres. El Niño Jesús se ponía a las 12 de la noche, pues ya ‘había nacido’. En ‘Bajada de reyes’, es decir, el 6 de enero, se desmontaba el nacimiento con una fiesta. Allí se elegían a los padrinos, quienes debían prometer para el próximo año determinadas figuritas: animales, San José, Virgen María, Niño Jesús o Reyes Magos. El árbol de pino vino con las películas de Hollywood. El pino es un árbol propio del hemisferio norte. Acá hasta se adorna con imitaciones de nieve en pleno trópico.

Estas son las Las tradiciones más extrañas, insólitas, inusuales y extravagantes que tienen los peruanos.

Esto no se ve en ninguna parte del mundo.. si tan solo todo ese dinero lo pudieran donar para los mas pobres…

THEALEXITO

No hay ignorancia, hay conocimiento.
No hay miedo; hay poder.
Yo soy el corazón de la Fuerza.
Yo soy el revelador fuego de luz.
Yo soy el misterio de la oscuridad
En balance con el caos y la armonía,
Inmortal con la Fuerza.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda